¡Claro que régimen cerrado si te vigilan tantas amigas! El novio puede quedarse tranquilo por la integridad de la novia, contento, seguro de que ni un metrosexual se le acercará. Aunque, quien sabe, las mujeres tienen sus secretos.

¡Al suelo, manos sobre la cabeza! Esto no nos va, lo dejamos para las despedidas de soltero. Las chicas van a patrullar a su amiga de una forma más cariñosa. La obligan a sentarse en una limusina, la llevan hasta el restaurante, y ahí… ¡hala! el maestro de ceremonias hace bromas y baila, todos se alegran y cantan, los camareros calientan el ambiente con juegos picantes, boys disfrazados de bomberos apagan el fuego, y esto no es todo. La fiesta acaba de empezar.

Pero vamos por orden. Qué hacer en una despedida “Policías y presidiaria”

1. Patrulla de noche. Por las normas del guión se supone que patrullamos la ciudad nocturna en un coche especial, en nuestro caso debe ser una limusina de lujo, ni más ni menos.

2. La Primera prueba para la novia es el interrogatorio. Las policías con experiencia sacarán toda la información necesaria de su amiga. Preparaos una lista de cómicas preguntas, por ejemplo:
– si participaba la novia en operaciones militares para secuestrar las hamacas de la playa
– si ayudaba a organizaciones delictivas y les vendía el Tesoro de España
– si tenía la novia relaciones delictivas con extraterrestres
– si hacía contrabando de jamón a otros países
– si hacía contrabando de tabaco desde islas cercanas a España
– si entregaba secretos de estado a otros países como la receta de la tortilla de patatas
– si realizaba acciones ilegítimas como hacer sus necesidades en el mar cerca de gente bañándose
De cualquier manera el veredicto será: ¡Culpable!

3. El Castigo se decidirá inmediatamente: condenada con las esposas puestas a beber champán, una copa de golpe.

4. Libertad condicional. A causa de la despedida de soltera damos a la novia una prórroga y pronunciamos las reglas de comportamiento:
– mirar el show del boy por completo sin cerrar los ojos en ningún momento
– degustar las bebidas planeadas
– reír no menos de 5 veces cada 10 minutos
– en el restaurante debe sacar con los dientes los “chuches” del pantalón del camarero picante
– bailar no menos de una hora
– etc.

5. Verificación de la documentación de los visitantes del restaurante. Control, control y control. Siempre se encuentra algún sospechoso. La policía nunca descansa. Pedid la documentación, investigad la edad, y si es necesario, ¡cacheadlos! (esto se puede hacer sin problemas en restaurantes de despedidas de solter@, como todos allí están de cachondeo, os dejarán hacer la broma y colaborarán)

6. Fotos y álbum. En el artículo Ideas de recuerdos para despedida de soltera encontraréis un montón de ideas de qué hacer con las fotos de vuestra fiesta.

¿Qué más podemos proponeros? Mira nuestra gymkana.

También podéis hacer el traslado de la “peligrosa” novia encima de un burro.
Tenemos muchas ideas más, lee nuestro blog y entérate de todas las novedades en el mundo de las fiestas en general, y en especial de las despedidas de soltera.