“The little details are by far the most important”  (“los pequeños detalles son con diferencia lo más importante”),- solía decir Sherlock Holmes. Tal vez ¿habéis adivinado de lo que vamos a hablar?
¡Tenemos una actividad nueva en Granada para despedidas, Escapismo en vivo! Ahora podéis probaros en este juego y demostrar vuestras capacidades de detective.

El número máximo de participantes simultáneos es seis. Nosotros estuvimos tres, os contamos nuestra experiencia.

Antes de empezar debo decir que en una hora no conseguimos salir, necesitamos veinte minutos más, por lo visto, leímos poco de niños las aventuras de Sherlock Holmes o ya se nos ha olvidado todo. En este mundo moderno, donde para conseguir información de cualquier cosa que nos interese sólo tenemos que pulsar un botón, no es nada sorprendente.

¿En qué consiste el juego? Antes de empezar la partida os pondrán en antecedentes para orientaros un poco sobre qué hacer. Después os encerrarán en una habitación, que luego resultará no ser la única y comienza vuestra aventura para encontrar el código de la salida.

¿Qué os hace falta? Capacidad para observar detalles, interpretarlos correctamente y no distraerse en detalles innecesarios. Esto último fue lo que más nos perjudicó. Desperdiciamos demasiado tiempo en detalles que no servían para nada.

Al principio el juego parecía fácil. Pero las dificultades empezaron a crecer, porque cada vez la cantidad de objetos analizados y códigos es mayor y hace falta seleccionar y operar no sólo con aquello recién encontrado, sino con todo lo que has visto antes. A propósito, si os quedáis atascados mucho tiempo, os darán pistas en los monitores, así que nunca os sentiréis abandonados o en un callejón sin salida.
El juego es muy entretenido. De hecho con el tiempo la búsqueda se hace más emocionante, la atención y concentración se potencian, mejora la función del cerebro y se activan vuestras propias habilidades de detective, que tenemos cada uno, pero no las desarrollamos, porque en la vida cotidiana, por desgracia, las utilizamos muy pocas veces, sólo cuando intentamos recordar dónde perdimos algún objeto. Incluso en criminología ahora se aplica poco el método deductivo; en lugar de construir cadenas lógicas, para nosotros es más fácil analizar parámetros científicos como el ritmo cardíaco o las ondas cerebrales, que por desgracia en ocasiones dan resultados bastante pobres, porque no sabemos lo suficiente del cerebro… y del ritmo cardíaco es aún peor, porque muchas personas pueden no mostrar ningún signo de nerviosismo. En definitiva, la humanidad con el advenimiento de las nuevas tecnologías pierde la capacidad de prestar atención a los detalles, y poco a poco se olvida del viejo método deductivo.

A pesar de que el juego es nuevo, está ganando mucha popularidad entre la gente, que reúne a amigos o familiares para tener una nueva experiencia. Desde luego, también se ha hecho muy popular entre las despedidas de soltero, que ávidos de nuevas actividades, no dudan en probarlo.

Así pues, os aconsejo añadir a vuestras vivencias una más, el Escapismo en vivo. Misticismo, una fascinante búsqueda de la clave, trabajo en equipo, y el triunfo de la lógica. ¡Pruébalo! y comenta tu experiencia en nuestro blog.

Podéis contratar esta actividad para vuestra compañía de amigos y también si sois un grupo de despedida de soltero o soltera, que os vendrá bien si sois pocos, porque es un juego para un máximo de seis personas, y si sois muchos podéis competir un equipo contra otro al más puro estilo “Spy vs Spy”.

Además os hemos preparado un pack para despedida de soltero con Escapismo en vivo que incluye hotel en Granada centro, la actividad, y algunas sorpresas más.

Mira nuestras Ideas de Sábado loco y si quieres añade más entretenimientos.